Bienvenid@

Bienvenido a este espacio dedicado a los poetas y a la poesía

sábado, 23 de octubre de 2010


Elisabeth Mulder Pierluisi nació en Barcelona en 1904. Su madre era sudamericana y su padre era holandés, pero vive durante su infancia en Puerto Rico hasta que por problemas de salud se trasladan a Barcelona.

Gracias a su cuidada educación y numerosos viajes por Europa, aprende seis idiomas. También recibió educación musical y estudió piano teniendo como profesor a Enrique Granados en la escuela que éste dirigía en la Ciudad Condal. En 1919 gana el primer premio de unos juegos florales con el poema Circe. Destaca por su increíble cultura, y es quizás esto lo que la lleva a separar su vida de su obra.

Por estos años comienza también su colaboración periodística en El Noticiero Universal, de Barcelona, en el que se hace cargo de la mencionada sección sobre literatura inglesa, en la que Elisabeth se dedicaba al comentario de la novela victoriana.

En 1921 se casa con Ezequiel Dauner y hasta la muerte de este en 1931, firma sus trabajos como Elisabeth Mulder de Dauner. Su primer libro se publica en 1927, Embrujamiento , y tras él continua con la poesía en sus siguientes dos libros.


En 1934 comienza su carrera de novelista con Una sombra entre los dos. Escribirá también un par de libros para niños y obras de teatro, Casa Fontana y Romance de media noche en colaboración con María Luz Morales y otras aún hoy en día inéditas.

Participa en la vida cultural barcelonesa entre los cuarenta y los sesenta formando parte del círculo cultural de Eugenio d'Ors en la Academia del Faro de San Cristóbal y en la tertulia Trascacho. Colaboró con la Revista Ínsula y con Vértice.

Elisabeth Mulder cultiva también la narración infantil en dos libros, Los cuentos del viejo reloj (Barcelona, Juventud, 1941), y Las noches del gato verde (Salamanca, Anaya, 1963). Además en el año 1976 tradujo el libro infantil La lente mágica de Astrid Bergman Sucksdorff, (Barcelona, RM). Sigue alternando su producción literaria con la periodística colaborando en La Vanguardia, Destino y Solidaridad Nacional, de Barcelona, ABC, de Madrid e Índice Literario de Caracas, entre otros, y en 1954 y 55 se hace cargo de la sección “Letras inglesas” de Ínsula de Madrid.

En los años 60 y 70 desarrolla una intensa labor como conferenciante, requerida por importantes instituciones y universidades españolas y extranjeras, las de Boston y Puerto Rico la reclaman. En los ochenta pierde progresivamente la vista. Acaba aun así una novela, El retablo de Salomé Amat, que según se deduce de algunas declaraciones suyas era una novela en la que llevaba trabajando durante más de veinte años, aunque conoció sucesivas redacciones y tuvo algunas modificaciones. En esta novela se narra la historia de una familia a través de cuatro generaciones de mujeres de la misma. Y recopila también un libro de relatos titulado Al otro lado de la calle, compuesto por seis cuentos, tres ya publicados anteriormente y tres inéditos.

En su poesía pasó de un Simbolismo decadentista atormentado al equilibrio clásico del Novecentismo. Su narrativa se encuentra entre la novela deshumanizada de Vanguardia y la novela neorrealista de posguerra, pero posee elementos característicos interesantes, como su concepción de la identidad y del amor o la utilización del humor como elemento destopificador. Son novelas psicológicas, de ambiente niquelado y moderno; las protagonistas de sus novelas suelen ser jóvenes que hablan idiomas, viajan por el extranjero, van a colegios suizos y juegan al bridge. Heroínas que se enfrentan al amor con una resolución no desprovista de cierta ambigüedad (no es difícil adivinar en sus obras comportamientos levemente lésbicos).

La escritura de Mulder recuerda en ocasiones a escritoras como Katherine Mansfield, Rosamond Lehmann o Elizabeth Bowen. Existe además un número antológico de la revista venezolana La Lírica Hispana dedicado a ella en el año 1962.

Hizo traducciones de varios idiomas, incluyendo ediciones de Keats y Shelley. Murió el 28 de noviembre 1987 en Barcelona.


Obras

  1. Embrujamiento. Barcelona: Cervantes, 1927. Poesía.
  2. La canción cristalina. Barcelona: Cervantes, 1928. Poesía.
  3. Sinfonía en rojo. Barcelona: Cervantes, 1929. Poesía.
  4. La hora emocionada. Barcelona: Cervantes, 1931. Poesía.
  5. Paisajes y meditaciones. Barcelona: Atenas, 1933. Poesía.
  6. Una sombra entre los dos. Barcelona: Ediciones Edita, 1934. Novela.
  7. La historia de Java. Barcelona: Juventud S.A., 1935. Novela.
  8. Romanza de media noche, 1936. Teatro.
  9. Preludio a la muerte. Madrid: Pueyo, 1941. Novela.
  10. Una china en la casa y otras historias. Barcelona: Surco, 1941. Cuentos.
  11. Los cuentos del viejo reloj. Barcelona: Juventud S.A., 1941. Cuento.
  12. Crepúsculo de una ninfa. Barcelona: Surco, 1942. Novela.
  13. El hombre que acabó en las islas. Barcelona: Apolo, 1944. Novela.
  14. Más. Barcelona: Selecciones literarias, 1944. Novela.
  15. Las hogueras de otoño. Barcelona: Juventud S.A., 1945. Novela.
  16. Este mundo. Barcelona: Artigas, 1945. Cuentos.
  17. Galerstein: Apolo, 1946
  18. Alba Grey. Barcelona: José Janés, 1947. Novela.
  19. Casa Fontana, 1948. Teatro.
  20. Poemas mediterráneos, 1949. Poesía.
  21. Día negro. Madrid: Rollan, 1953
  22. Flora. Madrid: Tecnos, 1953. Novela.
  23. El vendedor de vidas. Barcelona: Juventud S.A., 1953. Novela.
  24. Eran cuatro. Madrid: Tecnos, 1954. Novela.
  25. Luna de las máscaras. Barcelona: AHR, 1958. Novela.
  26. Pareja y borras, 1958
  27. Las noches del gato verde. Madrid: Anaya, 1963. Cuento.
  28. Sentados en un banco de piedra, 1984. Cuento.
  29. Sol y el niño, 1985. Cuento.

Fuente: escritoras.com y wikipedia



**********************************************















La dulce música

Fuente,desgrana tu pena
en esta tarde azulada.
Rima tu copla encantada
en esta tarde serena.

Bella amiga, mi hada buena,
di tu mágica balada.
¡Canta tu dulce tonada
que es toda gracia llena!

Y la fuente me escuchó:
y su romance cantó en el suave atardecer.

Y cada gota caía
como divina harmonía
en el fondo de mi ser.

Elisabeth Mulder














Sinfonía en rojo

Roja, toda roja...

Roja, toda roja vi siempre la vida;
como una inmensa hoguera
donde quemaba bien
mi pobre corazón, rojo también.

Todo rojo el camino,
todo rojo el sendero
a seguir
y el día a vivir.
Y rojo el mundo entero.
Rojo de amor.
Y de dolor y de horror...

En este vasto incendio
(brasa, flama, carbunclo),
que todo centelleante apareció
en esa luminaria,
¿qué habia de ser yo,
alma furtiva
y temeraria?
¿Qué habria de ser yo
sino una llama viva?

Elisabeth Mulder






















La zarpa

Noce de estío, que en inquietud me sume...
Una flor lentamente se deshoja
entre intensas oleadas de perfuma;
y hay una luna grande, hiriente y roja.

La brisa espesa muerde perversamente
con el hábito tibio de un suspiro,
y acaricia la boca febrilmente
con el ávido beso de un vampiro.

No hay estrellas. El cielo es esta noche
la misteriosa comba inmaculada
prendida únicamente con el broche
de una luna de faz congestionada.

Quizás mañana habrá tormenta;
acaso en esa obscuridad se está preñando
el rayo y la tormenta paso a paso,
y el torrente pluvial que ha de ir saciando
esta ansia intensa de humedad que encierra
una agria emanación calenturienta
que sube de la entraña de la tierra
seca y resquebrajada, ardorosa y sedienta.

Nocturno de estío. Hora febril y palpitante
en que el silencio y la fragancia arrullan
y toda la existencia se hace un interrogante
y en la calma tan sólo los sentidos aúllan.

Mañana habrá tormenta. Esta noche expectante
me deja dolorida de emoción
como una zarpa alucinante
que me fuera exprimiendo el corazón.

Elisabeth Mulder



















Molinos de viento

Molinos de viento...
¡Alma, si pudieras
tú como ellos, dar
máximo provecho
de la fuerza inútil
que te hace girar!

Elisabeth Mulder

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada